COSAS RARAS DE LA MEDICINA

nerviosApuntes de Vida… Idea Segura

La incidencia de un raro tumor mortal, llamado linfoma primario del sistema nervioso central (LPSNC), entre estadounidenses de raza negra de 20 a 49 años duplica al de la gente de raza blanca, de acuerdo con un estudio de Mayo Clinic publicado en la edición de Neuro-Oncology.

Indica que en pacientes de 49 años, los resultados fueron al revés: la gente de raza blanca tenía el doble de probabilidad de presentar linfoma primario del sistema nervioso central que las personas de raza negra.



Se trata de un tumor que podría involucrar, ya sea de manera simultánea o por secuencias, al cerebro, médula espinal, meninges (las membranas que recubren el cerebro y médula espinal) y ojos.

El linfoma primario del sistema nervioso central afecta con mayor frecuencia a los ancianos, a las personas cuyo sistema inmune se encuentra bajo supresión debido a enfermedades o trasplantes, y a pacientes con SIDA. Aunque no se trate de un tumor común, la incidencia de éste aumenta, incluso entre pacientes sin factores de riesgo conocidos. En Estados Unidos anualmente se diagnostica cerca de mil 500 nuevos casos.

«Decidimos realizar este estudio epidemiológico a fin de buscar pistas sobre las causas para el linfoma primario del sistema nervioso central», dice el Dr. Brian O’Neill, neurólogo de Mayo Clinic e investigador experto del estudio. El Dr. O’Neill es el director del programa de Mayo para cáncer cerebral, designado por el Instituto Nacional del Cáncer como Programa Especializado de Excelencia en Investigación (SPORE).

Este estudio se realizó para revisar los expedientes de dos mil 665 pacientes, entre los años de 1992 y 2002, en 13 comunidades estadounidenses que conforman el Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER) del Instituto Nacional del Cáncer. Dicho programa consiste en un depósito de información poblacional sobre la incidencia y supervivencia del cáncer, que cubre al 26 por ciento de la población y mantiene equilibradas las diferencias geográficas, raciales y de edad. Este programa se ha utilizado durante más de 30 años en la investigación etiológica del cáncer. VIS