LA BUENA Y VARIADA MESA

LA BUENA Y VARIADA MESA

Rosa Méndez

Es hora de volver a las tareas diarias, las ricas comidas en casa y evitar caer una y otra vez en los mismos platillos, además de hacer economías y deleitar a la familia con un rico y diverso menú.

Por ello, una de las recomendaciones que suelen hacerse en estos tiempos, es comprar anticipadamente, pero no sólo eso, sino también recurrir a la imaginación, y por qué no, a los platillos típicos de nuestra cocina mexicana, dice la chef Lorena Alvarado.



Recordemos que nuestra cocina tiene ingredientes de bajo costo, y que además dan un excelente sabor a múltiples platillos que podemos disfrutar en cualquier época del año… uno de ellos, es el mole.

Si bien es cierto que se tiene la creencia de que resulta complicada su elaboración, esto ya no tiene porque ser así. Ahora es muy fácil sorprender a la familia con mole Doña María.

“Actualmente resulta muy sencillo crear nuevos platillos con Doña María, tanto con el caldo de pollo, como con el mole. Por ejemplo, si combinamos éste último con múltiples alimentos, se pueden descubrir mil y un maneras de prepararlo, más allá de las enchiladas y el mole con pollo. Sólo por mencionar algunos alimentos, en los cuales se puede utilizar el mole, están las pastas, pizzas, sopas, pescados y mariscos e incluso otros también muy mexicanos, como el nopal”, señala.

Con más de 50 años de tradición, este mole innova tanto en su presentación en Tetra Pak (envase ligero y práctico) como en su variedad, ofreciéndonos todo el sabor del mole rojo, el mole verde, el pipián y el adobo. Todos ellos elaborados con ingredientes naturales, de primera calidad y sin conservadores.

“Los mexicanos tenemos el privilegio de tener este delicioso platillo a nuestro alcance todos los días y en presentaciones de fácil preparación, por lo que invito a la población a que sorprenda su paladar con todo el sabor de Doña María”, finaliza la chef. VIS