Nada como los jens, sí son amigables con la Tierra

Vida Idea Segura

Los jeans son conocidos universalmente, tienen una gran demanda y forman parte del reto de las firmas globales de moda sobre romper el molde, ir más allá de las tendencias en cuanto diseño, llega a innovaciones en la selección de materiales.

En este mundo moderno y ocupado en cuidar la Tierra, Lee presenta su colección primavera-verano 2023, con un guiño al clóset de tres décadas del siglo pasado, con siluetas fabricadas con tecnología de punta que cuidan  el futuro del planeta.

No pasa por alto que las tendencias se reciclan y Patty Botello, Head of Merchandising de Lee, invita a mirar los jeans de tu guardarropa y pensar cuáles seguirán en boga, así como qué tendencias debes añadir cuanto antes.

Ojo con los deseos

“Si bien en otras temporadas era muy marcado un guiño hacia cierta temporada, esta vez tenemos una mezcla de los 70, 80 y 90, que son diferentes en cuanto a siluetas y colores, pero que conviven en armonía para las necesidades del público actual”, señala.

70: de la década de 1970 se desprenden siluetas muy holgadas y la gama de tonos pastel. El Flare y el Wide Leg nos llevan a aquellas prendas de corte amplio, muy al estilo de los acampanados.

80: para quienes siguen la moda, desde hace unas temporadas reina el Mom Fit, que en realidad es una remembranza a los jeans de la década de 1980, que son precisamente los que usaban las mamá de quienes actualmente son jóvenes, de ahí su nombre.

De esta década destaca el cómodo Loose Fit, y en cuanto a acabados de los jeans o colores para complementar el look, destaca el lavado acid wash o los tonos más vivos y eléctricos.

90: sin duda la tendencia actual va más a la comodidad, por lo que de esta década se retoma el concepto de oversize, desde un clásico pantalón Boot Cut, hasta el Wide Crop, que son tiros más altos, pero abiertos hacia la parte baja, y también con esta función de que son más cortos, permiten que el tobillo quede al descubierto y que el calzado sea más sport, además de que de ahí se desprenden los tonos aqua y una gama de azul que va desde los jeans más oscuros hasta lo más claros.

Para complementar los jeans, las partes altas en mujeres se visten de rayas esta temporada, además de que un contraste con las siluetas holgadas del pantalón, es el crop, que se lleva tanto en blusas, camisas y también en las jackets. 

En el caso de los hombres, el mercado mexicano es más conservador, por lo que sin estacarse en los skinny, en retail lo más esperado por ellos son los cortes relajados y el básico slim fit, con un énfasis en los bolsillos útiles.

Lee, originaria de Estados Unidos, es una firma pionera en la fabricación de jeans, los cuales realiza desde hace más de 130 años.

El dicho “renovarse o morir” es algo que la marca toma muy en serio, por lo que actualmente se centran en dos pilares: ser body friendly y sólo poner en el mercado aquellos materiales y procesos de fabricación que sean amigables con el planeta.

La tarea se realiza con la tecnología patentada por Lee:  que lleva por EXTREME MOTION e implica poner un resorte interno en la pretina, con el fin de que el pantalón se sujete a la silueta; mientras que para ellas se lleva el Slender, que es una licra interna en el  panel delantero del jeans para dar control al abdomen, sin perder la comodidad.

“En cuanto a innovación en temas de sustentabilidad tenemos el tema de reciclaje en fibras desde varios puntos, tanto el de retomar las fibras de ropa que ya fue usada para crear nuevas prendas, o también el utilizar el PET para sacar un polímero que se incluye en las fibras con las que se realizan las telas”, explica Botello.

Lee es pionero en la innovación O3Z Ozoned, que justamente incluye ozono en los procesos de fabricación, lo que permite que una vez que la tela esté terminada, en su paso por temperaturas, agua y químicos para lograr los colores, terminados, estabilidad y demás, facilite los procesos, de tal manera que si en unos jeans normales por cada kilo y medio se gastan 8 litros de agua, con esta tecnología solamente se requiere de un litro, lo que equivale a ahorro de 60% energía, de químicos al 100% y agua al 90%.

No menos importante es el uso de algodón hemp dentro delas colecciones Lee, que se obtiene de un cultivo a base de cannabis. Esta fibra es fuerte, resistente, de origen natural, amigable con el medio ambiente , requiere poca agua, crece de forma rápida y limpia, sin químicos ni pesticidas.

“Ante un momento histórico como el actual, tener prendas que cumplan con las tendencias, pero que piensen en los cuerpos actuales y en las necesidades del planeta es realmente marcar una nueva ruta en el mundo de la moda. En Lee creemos que tu armario debe cumplir con esas características, así que colaboramos para que desde este 2023 se marquen nuevos rumbos para la moda”, concluye Botello.