Tres secretos para cocinar delicioso como mamá

Antonio Ávila

Vivir solos o en familia nos ha llevado a darnos cuenta de que las artes de mamá en la cocina son clave para comer rico y, sobre todo, a buen precio. No solo tenemos que elegir los alimentos o refrigerio, sino que en realidad tomamos decisiones de alimentación. 

¿Cuántas veces no has entrado a tu alacena con un hambre voraz y te comes lo primero que encuentras en ella? Escoges esas papitas con chile, panes, dulces, frituras, todo lo que te ayude a saciar tu apetito a como de lugar, sin importarte si éste apoya tu salud o no. Terminas comiéndote “lo que tienes a la mano” y muchas veces gastando más de lo que deberías.



Comer delicioso y sin gastar de más, justo como lo hacía mamá es realmente sencillo si te decides, solo necesitas seguir sus consejos:

Una alacena organizada, productos frescos y su mejor aliado, margarina Iberia.

  • Empieza por sacar todo de la alacena y checa las fechas de caducidad. Antes de hacer las compras en el supermercado checa qué es lo que hace falta y si realmente necesitas comprar dos veces un producto y repite todo al menos una vez por mes, limpiando los estantes a profundidad. Lo más importante es que al ir a hacer el super, sepas hacer compras conscientes, beneficiando tu alimentación y tu bolsillo.

  • Muchas veces los productores alteran el proceso natural de producción con el fin de lograr ofrecer alimentos todos los meses del año, esto los lleva a tener un lado perjudicial ya que la calidad, el sabor y los nutrientes se ven disminuidos notablemente. Nada mejor que alimentos frescos para que tus comidas tengan las vitaminas que necesitas.

  • De todos los ingredientes que mamá no suelta (seguido de su toque secreto) el más importante es margarina Iberia. Si quiere untar, freír, hornear o guisar solamente tiene que sacar su tina favorita y podrá cocinar lo que quiera, ¿lo mejor? A sus platillos nunca les faltarán vitaminas A, D y un delicioso sabor.

Como diría mamá, siempre se puede ahorrar más para cocinar lo que sea… porque la que sabe, sabe.