Dormir bien, la buena salud y mucho más

Un nuevo año comienza y todos queremos iniciarlo con el pie derecho, haciendo nuevas actividades y tener toda la energía para disfrutar nuestro día a día al máximo. Si bien el año pasado estuvo lleno de retos y estrés debido a la situación sanitaria, es momento de recuperarse y proponerse cumplir la meta de tener un descanso profundo y restaurador.


Seguramente tu sueño se ha visto interrumpido con frecuencia a lo largo de los últimos meses o a menudo te has despertado sin sentirte restaurado. El dormir ocho horas no significa que tengas un sueño de calidad – recuerda que la cantidad es tan importante que la calidad. Dormir menos de 7 horas por noche con regularidad se vincula con un estado de salud deficiente que puede resultar en aumento de peso, un índice de masa corporal de 30 o más, un accidente cerebrovascular y trastornos psiquiátricos crónicos como la depresión o ansiedad.
Ahora que estamos iniciando un nuevo año, te invitamos a que hagas una lista de los posibles factores que interfieren con tu descanso. Luego de identificarlos podrás tener una idea de qué debes cambiar. Te compartimos algunos de los factores más comunes para que sepas empezar:


1.¿Qué estás comiendo antes de dormir?
Recuerda que es importante consumir tu última cena dos horas antes de irte a dormir. Así el cuerpo podrá concentrarse en un sueño reparador, en lugar de continuar en estado de alerta, trabajando en los carbohidratos y metabolizando grasas. Procura que sea comida liviana, fácil de procesar y en cantidades moderadas.



2.Tu cama es tu mejor aliado
Al pasar 8 horas en cama, es importante que tu colchón se encuentre en las mejores condiciones. Si este tiene hundimientos, tus cervicales pueden estar sufriendo una tensión que provoca que no logres descansar adecuadamente. Por lo que estás en el mejor momento para decirle “bye” a lo viejo y “hola” a lo nuevo.
Como un tip, los Colchones Emma los N° 1 en Europa, cuentan con máxima elasticidad gracias a su espuma Airgocell, que proporciona la adaptación progresiva del colchón al cuerpo para la máxima comodidad. Además de que cuenta con tres capas de espuma, que optimizan la distribución de la presión del cuerpo y brinda una ergonomía inefable por la combinación de espuma viscoelástica.

3.La luz y el ruido de tu entorno
Al momento de dormir es importante que estes tranquilo, por lo que debes apagar tu televisor, que ningún rayito de luz se filtre en tu cara y pon en silencio tu celular. Esto te ayudará a mandarle la señal a tu cerebro que indica que es momento de descansar.
Estos son solo algunos factores que pueden estar afectando tu descanso. Lo importante es saber identificarlos y eliminarlos para que la mañana siguiente estés listo para cumplir tus propósitos de año nuevo y decirle adiós a los pretextos.