DE TODO COMO EN BOTICA (6 enero 10)

El reloj de la ciencia no se detiene, marca el tiempo de las batallas contra males como neumococo, Alzheimer. Y del cuidado de la salud.

Mal de olvido

El laboratorio Sanofi-aventis y Universidad Rockefeller trabajan en el desarrollo de un nuevo anticuerpo monoclonal destinado a algunas formas específicas de depósitos amiloides parenquimatosos, para el tratamiento del Alzheimer. “Estamos muy contentos de colaborar con la Universidad Rockefeller, especialmente con el Dr. Jeffrey Ravetch, reconocido experto en la región Fc de los anticuerpos monoclonales y sus funciones efectoras”, comentó Marc Cluzel, Vicepresidente Ejecutivo de I+D de sanofi-aventis. “El Dr. Ravetch ha descubierto los primeros anticuerpos monoclonales murines destinados al péptido beta-amiloide, una diana que podría tener un impacto sumamente positivo en el tratamiento de los pacientes con Alzheimer, que es una de las prioridades de la sanidad pública”. Ravetch – Profesor y Director del Laboratorio de Genética Molecular e Inmunología Leonard Wagner de la Universidad Rockefeller, dijo: “Estoy muy satisfecho de contribuir, junto con sanofi-aventis, al desarrollo de un nuevo anticuerpo anti-ABeta para tratar el Alzheimer… Estudios anteriores sugieren que este anticuerpo puede reducir el avance de esta enfermedad degenerativa tan extendida”.



Vacunas vitales

La prevención es primordial en el caso de las afecciones de las vías respiratorias donde la vacunación contra la influenza estacional es fundamental para evitar su desarrollo, no obstante, otra medida preventiva que se debe considerar es la vacunación contra el neumococo, toda vez que es una de las complicaciones más importantes de la influenza, explicó el doctor Javier Báez-Villaseñor, Gerente Médico Senior del área de Infectología de MSD México. El neumococo es un padecimiento potencialmente mortal que puede presentarse cuando la bacteria Streptococcus pneumoniae causa infección en los pulmones (neumonía); en la sangre (bacteriemia), e incluso puede afectar el cerebro, lo que los especialistas definen como meningitis. En Estados Unidos la infección por neumococo causa hasta 135,000 hospitalizaciones por neumonía, 6 millones de casos de otitis media y 60,000 casos de enfermedad invasiva, incluyendo meningitis. Las consecuencias de la infección por neumococo es alarmante: La neumonía mata más niños menores de 5 años que cualquier otra enfermedad (más que las causadas por el SIDA, la malaria y el sarampión, combinadas); a causa de ella cada año fallecen 2 millones de niños, es decir, 1 de cada 5 muertes es por neumonía.

Salud, buen regalo

Algunos estudios indican que los regalos reafirman la percepción de similitud entre los seres humanos y más aún cuando se tienen en cuenta factores como edad, características particulares de la persona y, sobre todo, algo que sea de utilidad, le ayude a estar y sentirse bien. Angélica Illescas, directora Médico de Laboratorio Médico Polanco, dice que es momento de reflexionar y hacer un recuento de lo sucedido durante el año. En este análisis, una pregunta que siempre asalta nuestra mente es saber en qué condiciones se encuentra nuestra salud ya que si no estamos sanos no podremos disfrutar del año que tenemos por delante. Aunque en ocasiones nos sintamos con buen estado físico, la verdad es que nuestro organismo puede tener algún problema latente, que de atenderse a tiempo, nos permitirá gozar de uno de los regalos más preciados que recibe el ser humano: la salud. Una manera de cerciorarnos que todo está bien, es a través de un Check Up y qué mejor idea que compartir esta cultura de prevención con quienes más queremos, pues una de las formas de demostrar nuestro afecto es procurar el bienestar de los que amamos.

Buenos y malos

Víctor Martel Gámez, gerente médico de antibióticos y productos maduros de Bristol Myers-Squibb, “la mayoría de las veces, los médicos atienden a pacientes con enfermedades en las vías respiratorias que generalmente son ocasionadas por virus y en menor medida por bacterias; pero muchas veces son los mismos pacientes quienes presionan para que se les prescriba algún antibiótico potente cuando no lo necesita”. Agrega que usualmente los antibióticos matan las bacterias o impiden que sigan creciendo. Sin embargo, algunas bacterias se han vuelto resistentes a antibióticos específicos. “Esto significa que los antibióticos no funcionan más contra éstas. Las bacterias se hacen resistentes fácilmente cuando los antibióticos se usan con demasiada frecuencia o cuando no se usan correctamente; por ejemplo cuando el paciente no se toma todos los antibióticos que el médico le recetó, o cuando no completa el tratamiento recetado por su médico”.