UNA MUJER DE HUESOS FUERTES

huesosSofía Romero

Mucho se dice que la osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos e incrementa la posibilidad de fracturas, lo cual es cierto, pero es tiempo de hacer más porque todo mundo sepa que pueden desencadenarla la falta de calcio y vitamina D en la dieta y la de ejercicio físico.

Hay que poner el acento en las mujeres que han pasado por la menopausia pues tienen mayor probabilidad de padecerla y en que se diagnostica por medio de pruebas de rayos X, las cuales miden la densidad mineral ósea, aunque es muy probable que la persona no sepa que la padece hasta que se fracture un hueso.



Los factores de riesgo son:

La menopausia, porque el cuerpo produce menos estrógeno.

Talla pequeña y delgadez.

Raza blanca o asiática.

Antecedentes familiares de osteoporosis.

Fumar o beber alcohol en exceso.

Consumo de medicamentos, como los utilizados en el tratamiento de enfermedades de la tiroides o esteroides.

Se calcula que cerca de la mitad de las mujeres mayores de 50 años tendrán una fractura por osteoporosis en algún momento de la vida.  Los huesos más propensos a fracturarse son la columna vertebral, cadera y muñecas.

Es una enfermedad incurable, pero se pueden tomar medidas para retrasar su avance, como ingerir dosis suficientes de calcio y vitamina D, hacer ejercicio y tomar el medicamento recetado por el médico.

Los medicamentos pueden reducir el riesgo de fracturas en los huesos.  La investigación ha demostrado la eficacia del medicamento que sanofi-aventis produce para tratar a las pacientes con osteoporosis posmenopáusica con elevado riesgo de fractura, éste es del tipo que se adhiere a la superficie de los huesos y retarda el deterioro de los huesos viejos. VIS