DE TODO COMO EN BOTICA (6 julio ’11)

Silvia Ojanguren

La ciencia en acción

Boehringer Ingelheim y Eli Lilly informaron que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios autorizó la comercialización en México de Linagliptina, medicamento de prescripción que se utiliza con la dieta y ejercicio para el control de los niveles de glucosa en sangre en adultos con diabetes mellitus tipo 2. Se trata de un antidiabético oral perteneciente a una nueva clase de fármacos denominados inhibidores de la dipeptidil peptidasa (DPP-4) que, a través de un mecanismo inteligente de acción, aumenta la secreción de insulina producida por el páncreas, disminuyendo así los niveles de glucosa en sangre de manera sostenida con un excelente perfil de seguridad, tolerabilidad y bajo riesgo de hipoglucemias.



La diabetes tipo 2 se ha convertido en la epidemia silenciosa de nuestro tiempo y una de las principales preocupaciones en el mundo no sólo por la alarmante velocidad con la que está aumentando, sino también por la necesidad de ofrecer a los pacientes tratamientos más seguros y eficaces que les permitan controlar la enfermedad y retrasar o evitar complicaciones como la insuficiencia rena. La aprobación de Linagliptina por parte de la COFEPRIS representa el primer logro desde la formación de la alianza global de Boehringer Ingelheim y Eli Lilly contra la diabetes en enero de 2011.

Aprendizaje para la vida

Alumnos de secundaria de Campeche analizaron las aportaciones del proyecto  Trazando mi propio destino (TMPD), iniciativa de Cuauhtémoc Moctezuma, avalada e implementada de manera coordinada con el gobierno estatal. Nina Mayagoitia, gerente de Responsabilidad de la empresa, aseguró que conocer la opinión de los estudiantes tras su participación en el programa, es un motivo para continuar los esfuerzos a fin de construir las herramientas que permitan a la juventud adoptar estilos de vida responsable y saludables.

“Es muy gratificante para Cuauhtémoc Moctezuma saber que el trabajo que realizamos de manera conjunta con la Secretaría de Educación en Campeche, nos ha permitido promover entre más de 100 mil alumnos de primaria y secundaria, una serie de herramientas informativas, sustentadas en principios y valores orientados hacia la prevención de riesgos y la toma de decisiones, en momentos determinantes para la vida de nuestros jóvenes”, señaló. Se trata del el primer programa de habilidades para la vida desarrollado por la Universidad de Monterrey. Se compone de diez historias a través de las cuales los adolescentes reflexionan sobre la situación, las causas y posibles soluciones a la problemática planteada en cada historia. Utilizando diferentes métodos de aprendizaje el joven va haciendo suyo el esquema para analizar situaciones y tomar decisiones, al mismo tiempo que va practicando y desarrollando diferentes habilidades como la empatía, la comunicación, negociación, pensamiento crítico, entre otras.

Salud y educación

La idea es que niños y jóvenes hospitalizados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no pierdan su ciclo escolar y den continuidad a sus estudios de preescolar, primaria o secundaria, con profesores y maestros autorizados oficialmente. Para hacerlo realidad las secretarías de Educación Pública y Salud y el IMSS pusieron en marcha el programa “Sigamos Aprendiendo… en el Hospital”. En este programa participan 250 docentes, entre comisionados y jubilados, en beneficio de niñas, niños y jóvenes en toda la República que dejan de ir a clases para atenderse en las clínicas y hospitales.

El director general del IMSS, Daniel Karam, señaló que salud y educación son valores universales y derechos fundamentales; boletos imprescindibles para el acceso al desarrollo y al bienestar. Estas aulas representan una oportunidad para que los niños puedan continuar con su proceso de aprendizaje efectivo y así, una vez que abandonen el hospital, se incorporen a su escuela sin rezago académico y sin perder a sus amigos y compañeros, porque sus estudios en estas aulas tienen validez oficial”, afirmó.

Colores peligrosos

Un estudio presentado por Consumidores la plataforma que agrupa a Oxfam México, El Barzón, El Poder del Consumidor y Alconsumidor revela que la mayor parte de los alimentos y bebidas que se venden en las escuelas contienen colorantes que pueden provocar hiperactividad y déficit de atención. Demanda a la SEP que retire de las escuelas de estos productos y a la Secretaría de Salud el etiquetado de todos los artículos que los contengan. Los colorantes que han sido identificados por sus efectos en la conducta de los niños son: tartrazina, rojo allura, amarillo ocaso, carmoisina, ponceau 4R y amarillo de quinoleína. Autoridades del Reino Unido han establecido un etiquetado obligatorio para que todos los productos que contengan estos colorantes adviertan a los consumidores que pueden provocar hiperactividad y déficit de atención. Este etiquetado obligatorio se ha extendido a la Unión Europea. Al mismo tiempo, la autoridad inglesa ha llamado a las empresas ha establecer la prohibición voluntaria para el uso de estos colorantes.

El estudio presenta los resultados del análisis de los colorantes presentes en diferentes productos que están a disposición de los niños y niñas del país dentro de las escuelas, así como en el mercado abierto y en alimentos distribuidos a niños y bebés en programas gubernamentales. Se revisaron los colorantes que se ha demostrado están asociados con la hiperactividad y falta de atención infantil.