Detalles de vida…

Antonio Ávila

Una expresión tan perfecta es la de Shirley Bassey, quien cantaba “los diamantes son eternos”. Ambas reflejan la fascinación que ha existido por esta piedra desde siempre.

Diamante tiene su origen en la palabra adamas, que significa invencible, y que ha sido utilizada para simbolizar lo eterno e infinito. La piedra preciosa es bautizada como diamante por su dureza incomparable.



El brillo muy intenso es una característica diferencial las imitaciones, en un diamante auténtico los efectos ópticos son extraordinarios; por ello se le considera rey de las gemas.

No es de extrañarse que fuera el símbolo para jurar amor eterno.

La tradición comenzó en el siglo XV, cuando Maximiliano de Austria entregó el primer anillo de compromiso con diamante a su amada María de Borgoña como símbolo de su unión.

El anillo de compromiso simboliza muchas cosas, debe colocarse en la mano izquierda en el dedo angular, porque de él sale una vena que va directamente al corazón.

El diamante, se caracteriza por ser una piedra indestructible, que simboliza la fortaleza, el poder y la pureza del amor, así como el compromiso de la pareja.

Encontrar el anillo de compromiso perfecto es una búsqueda especial, y más allá del diseño, la pureza, perfección y claridad del diamante son sumamente importantes. Para una adquisición tan representativa, debes encontrar en tu asesor a un cómplice.

Es por esta razón que siempre es recomendado acudir a una joyería de prestigio y recibir asesoría para la elección y garantizar la autenticidad de la pieza, especialmente hay que asegurarse que el diamante cuente con un certificado de autenticidad.

Joyerías Guvier tiene más de 40 años de experiencia en el tema, desde 1972 ha brindado a sus clientes la asesoría, calidad y servicio que requieren, además de todo el conocimiento y experiencia en cuanto a joyería se refiere. Guvier sabe muy bien la importancia de contar con un cómplice que acompañe y apoye en el proceso para realizar la elección ideal.

Los asesores de Guvier saben de piedras preciosas y de todo lo que rodea a un anillo de compromiso, cosas que van del gusto de tu novia, si es conservador, elegante, moderno, casual u original hasta el color de joyería que más le gusta.

Los detalles son importantes, como presupuesto para la compra; la tradición dice que el novio deberá invertir 3 meses de sus ingresos, pero más es tener en mente a ella y en lo que se quiere transmitir con la propuesta matrimonial.