El trabajo invisible de millones de mexicanas

Sofía Romero

El trabajo que realizan todos los días millones de mujeres mexicanas y que aportan valor a sus familias, su comunidad e incluso la economía nacional debe ser reconocido. Es de gran importancia trabajar en el hogar como amas de casa o fuera del hogar en muchos oficios.

La Villita que produce quesos y derivados lácteos pide a la sociedad reconocer la labor de las mujeres mexicanas que en ocasiones no son visibles como pilares del hogar y la sociedad.



El proyecto de La Villita es la historia misma, revela que el gran trabajo de las mujeres no siempre es evidente en hogares, escuelas, hospitales y calles. Muestra el enorme impacto de su trabajo diario, que, cuando no es reconocido, permanece en la invisibilidad y desvalorización.

De acuerdo con el INEGI, las mujeres dedican 65% de su tiempo de trabajo total a las labores domésticas y de cuidados y 33% a actividades por las que reciben un ingreso.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (2017) reporta que cuatro de cada 10 mujeres que realizan labores domésticas y de cuidados no remuneradas en el hogar, trabajan también para el mercado en un empleo remunerado, realizando una doble jornada laboral.

La Villita indica que la sociedad debe reconocer la labor las mujeres mexicanas, ya que, aunque cada vez son más los hombres e hijos que colaboran o asumen los quehaceres domésticos, en México, como en muchos países del mundo, las mujeres continúan siendo quienes dedican la mayor parte de su tiempo al cuidado de los hijos, la limpieza de la casa, la preparación de la comida y el cuidado de algún enfermo de la familia, entre otras actividades que, por realizase en el espacio privado, no se reconocen.

Muchas de ellas trabajan, además, fuera de casa, aportando no sólo un importante valor a la comunidad, sino a la economía y sustento familiar.