Hello Kitty invita a la aventura del Día del Niño

La gran compañera de chicos y grandes

Antonio Ávila

Hello Kitty es invitada especial para El Día del Niño, una fiesta para recordar toda su vida. Para lograrlo hay que pensar en actividades divertidas, que estimulen la imaginación.

Las opciones de este personaje son variadas:



Picnic

Estos días son ideales, porque el clima es increíble y los niños podrán disfrutar del sol y comidas favoritas. Para estar más cómodos, no olvides incluir sillas plegables de Hello Kitty y complementar con unos tiernos platos y termos o botellas de agua para disfrutar de todas las bebidas.

Viaje de fin de semana

Para salir al campo o playa hay que pensar en lo que necesitan los niños y puedes regalarles una maleta con rueditas y complementarlo con una backpack de Hello Kitty, así como estuches y loncheras. Si los niños deciden salir a nadar o correr por el pasto, no olvides darles unas lindas flip flops  o unos zapatos para agua para que estén más cómodos y seguros durante todo el día.

 

                                                            Dance Party

 

Si les gusta bailar, puedes organizar una fiesta en la que suene una playlist con sus canciones favoritas. Para lograrlo, no olvides elegir una potente bocina  y ofrecerles las prendas con las que pueden crear un look que  las haga sentir increíble y que además sea cómodo, como un vestido de rayas o un conjunto de top y pantalón de Hello Kitty para moverte al ritmo de tu música favorita.

 

                                             Game Party

Para estimular el pensamiento rápido de los niños la sugerencia son divertidos juegos como rompecabezas, dominó, un set de sellos o flashcards de Hello Kitty. Para los más pequeños, puedes tener a su disposición una linda cocinita o un juego de muebles para muñecas.

 

 

                     Pijamada

Una pijamada es una oportunidad de inventar juegos, contar divertidas historias y echar a volar su imaginación. Ésta es la ocasión especial para que estrenen un tierno juego de pijamas  y otros detalles como una suave almohada, un cesto para ropa sucia o un cobertor suave y calientito de Hello Kitty.