Los buenos 50 Alimentos del Futuro, salud y ambiente

Antonio Ávila

Los “50 Alimentos del Futuro” es una campaña global que promueve un sistema alimentario sustentable y una mejor nutrición. La lista de comestibles incluye los de origen vegetal que, gracias a sus ventajas nutrimentales y bajo impacto ambiental, deben ser consumidos con más frecuencia y en mayores cantidades.

S trata de un plan de buena mesa tierra sana de la marca de alimentos Knorr y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WFF).



Uno de los objetivos, que es parte del Plan de Vida Sustentable de Unilever, es mejorar la salud y bienestar de más de mil millones de personas, razón por la cual Los 50 Alimentos del Futuro está diseñada para inspirar y promover una vida más sana, un planeta más saludable y disfrutar de una comida deliciosa y completa, comenta Lourdes Castañeda, Vicepresidenta de Mercadotecnia de la Categoría de Alimentos de Unilever.

Detalle en la mesa

75% del consumo humano proviene de 12 plantas y cinco especies de animales, lo cual pone en riesgo la seguridad alimentaria.

La iniciativa presenta 50 cultivos vegetales de todas partes del mundo. De estos, 17 cultivos son relevantes para México da su disponibilidad en la mayor parte de su territorio:

Verduras: espinacas, berros, nopales, kale o col rizada, flor de calabaza, y germen de alfalfa.

Tubérculos: jícama y camote.

Leguminosas: frijoles negros, habas, garbanzos y lentejas.

Cereales: quinoa, amaranto y arroz salvaje.

Semillas oleaginosas: Linaza y ajonjolí.

Un rico menú

En México se tiene acceso a muchos de los ingredientes que se incluyen en la lista… Pero existe desconocimiento sobre sus ventajas. Por eso la preparación de platillos se limita al uso de pocos, “lo que excluye fuentes valiosas de nutrición y brinda poca variedad a nuestra alimentación”, asegura Georgina Gómez, Coordinadora de Nutrición en el Área de Investigación y Desarrollo en Unilever.

Estos alimentos proponen una solución positiva y sustentable, -además de su alto valor nutrimental-, ya que pueden crecer en distintos climas y suelos:

El amaranto, por ejemplo, puede ser cultivado sin un uso extensivo de agua, por lo que es ideal para regiones con escasez de este recurso; y la quinoa es una planta resistente que requiere de poca fertilización y puede tolerar heladas, sequías y vientos fuertes, a la vez que representa una fuente de proteína libre de gluten, que contiene un equilibrio excepcional de grasas, minerales y vitaminas.

Los 50 Alimentos del Futuro consideran diferentes variedades de algas, leguminosas, cactus, cereales, granos, verduras, hongos, semillas oleaginosas, tubérculos y brotes, integrando ingredientes conocidos, pero poco empleados como la quinoa, el kale, o el fonio y el berro. De igual forma, propone una preparación de platillos basándose en cuatro principios: más vegetales, más color, menos desperdicios y más de lo bueno.