Pulsera vital monitorea sueño, ejercicio y oxigenación

Antonio Ávila

Son muchas las funciones de la pulsera fitness HONOR Band 5: monitorea sueño, detección constante de la frecuencia cardiaca y asistencia para diez modos de ejercicio. Entre estos diferentes monitores, un valor que no debe ser ignorado, es el SPO2.

El SPO2: oxigenación en la sangre, puede ser desconocido para muchos y HONOR recomienda darle la atención necesaria. Conocido como saturación de oxígeno en la sangre, es la cantidad de hemoglobina portadora de oxígeno en relación con la hemoglobina total en la sangre.



La buena oxigenación en la sangre es esencial para que la energía de los músculos, órganos y tejidos funcionen correctamente.

Se conoce que el nivel de oxígeno en la sangre puede disminuir ligeramente durante el ejercicio. Al ejercitarse, el cuerpo se adapta a diferentes niveles de oxigenación aumentando la frecuencia respiratoria. Por lo tanto, durante un ejercicio vigoroso, la respiración es más pesada y rápida porque el cuerpo no recibe suficiente oxígeno. El ritmo cardiaco aumenta y los músculos reciben el oxígeno necesario.

bsh

¿Cuál es un nivel adecuado de SpO2?

El nivel de saturación de oxígeno normal es entre el 95% y el 100%. Cuando es inferior al 90%, es hora de prestar atención.

  • 95% – 100%: Normal
  • 91% – 94%: Hipoxia leve (pérdida de oxígeno)
  • 86% – 90%: Hipoxia moderada
  • Debajo de los 85%: Hipoxia grave. Requiere atención médica inmediata

Para mantener una presión adecuada de oxígeno en la sangre mientras se hace ejercicio, el nivel debe mantenerse por encima del 92%. La HONOR Band 5 mide el nivel de SpO2 no solo para aquellos que hacen ejercicio regularmente, sino para las personas que puedan padecer algún problema de salud.

La saturación adecuada de oxígeno en la sangre ayuda a prevenir enfermedades tanto físicas como pulmonares y existen cuatro maneras para practicar en la vida diaria para aumentar el nivel de SpO2.

1.      Ejercicio. El cuerpo tiene que estar activo para mantener los niveles de SpO2 altos durante el ejercicio. Un tiempo recomendable es de 45 minutos de ejercicios cardiovasculares por lo menos tres veces a la semana para mejorar eficazmente los niveles de SpO2.

2.      Ser verde. Agregar más verduras verdes como brócoli, espinacas y col rizada en una dieta balanceada. Estos están llenos de minerales y vitaminas que el cuerpo utiliza para la absorción de oxígeno.

3.      Abrir ventanas. El aire fresco trae abundante oxígeno a casa. En cada respiración el aire fresco contiene niveles más altos de oxígeno atraído a los pulmones.

4.      Menos sal. Una dieta baja en cloruro de sodio conduce a una mayor oxigenación a través del riñón y la sangre.1