Secretos de una bella cabellera femenina

Sofía Romero

El primer acondicionador en Francia y tratamiento para desenredar, vendido en pequeñas botellas verdes de una sola dosis, apareció en en 1971 cuando L’Oréal Paris lanzó Elvive o Elsève.  Su fórmula no sólo acondicionaba el cabello, también lo nutría, reparaba y protegía. La marca lo bautizo con la palabra francesa para savia, sève en mentio, porque se refiere a la savia de los árboles de abedul, conocida desde hace varios años por hacer el cabello fácil de peinar.

Al ser innovandora, L’Oréal Paris para la década de los 80 y 90 marcó tendencia al incorporar a sus fórmulas ingredientes activos provenientes de la naturaleza que ofrecen proteínas y vitaminas que proporcionan el mejor cuidado del cabello a cada consumidora.



Para la primera década del nuevo milenio, la promesa de Elvive para cuidar y embellecer el cabello se amplió, al incluir más beneficios y productos a través de los laboratorios de investigación de L’Oréal que han llevado a los consumidores técnicas personalizadas para cada tipo de cabello, ya sea seco, dañado, rizado, teñido, normal… Cada mujer puede encontrar el producto adecuado para ella.

En 2012, Elvive presenta el primer óleo para el cabello, un producto que se ha convertido en el must más preciado del cuidado capilar. Esa es la historia de Elvive, una marca que entiende, observa y analiza a las mujeres para anticiparse todas sus necesidades y así satisfacerlas.