Silvia Ojanguren

Peter Philips, director de Creación e Imagen del Maquillaje de Dior, define esa tez perfecta como infalible como “de la mujer activa, que tiene la certeza de que nunca le va a fallar, que tiene el tono mate preciso y la cobertura idónea”. ¿Qué mujer no ha soñado con tener la seguridad de que la tez perfecta que ve por la mañana en el espejo se va a mantener así de bien hasta la noche, quién no desea esa fidelidad?

Con Diorskin Forever, Dior facilita a todas las mujeres el acceso a la perfección absoluta: corrección de larga duración y acabado de piel ideal. A lo largo de toda la jornada, en cualquier circunstancia, la tez permanece bajo control absoluto y, día tras día, la piel embellece.



PRE-BASE DE MAQUILLAJE DE DURACIÓN EXTREMA
Un primer paso hacia la perfección: así entiende Dior la pre-base de maquillaje Diorskin Forever & Ever Wear.
Casi imperceptible y totalmente indispensable, con tonalidades universales, se aplica entre el tratamiento y el fondo de maquillaje para perfeccionar el acabado de la piel.
Por un lado, difumina instantáneamente la textura de la piel y atenúa los poros y las imperfecciones, antes de pasar a la aplicación de otra textura; por otro lado, favorece la adherencia del fondo de maquillaje para que la tez esté impecable hasta la noche.
Para sublimar duraderamente estos resultados en la tez, los ingredientes de tratamiento ayudan a embellecer la piel de aplicación en aplicación, de modo que el grado de perfección del maquillaje se supera día tras día.

DIORSKIN FOREVER, FONDO FLUIDO ALTA PERFECCIÓN
El nuevo fondo de maquillaje fluido Diorskin Forever unifica la tez, la matifica y afina de inmediato su textura, todo ello con una duración ejemplar y un confort irreprochable.
Su textura delicadamente aterciopelada se funde en la piel con una suavidad inusitada, gracias al nuevo aplicador Backstage Blender.
La fórmula del nuevo fondo fluido Diorskin Forever está enriquecida con una esencia de tratamiento que incorpora la tecnología Efecto Sin Poros, encargada de actuar sobre todo tipo de poros: resecos, grasos o dilatados. Aplicación tras aplicación, la textura de la piel se refina y el tamaño de los poros disminuye. La tez queda radiante.

POLVOS DEFINITIVOS PARA UNA PERFECCIÓN IRREPROCHABLE
Es impensable que un brillo ponga en peligro la perfección de la tez.
El gesto de acabado es una etapa indispensable que adquiere todo su sentido para garantizar que la tez esté perfecta a lo largo de toda la jornada.
Los polvos sueltos Diorskin Forever & Ever Control aseguran con total ligereza un aspecto mate para todo el día. A destacar, su tonalidad translúcida universal y su textura, muy liviana, sin efecto de materia sobre la piel ni efecto secante.
La caja de polvos sueltos Diorskin Forever & Ever Control, con su rejilla elástica, facilita la dosificación idónea del producto. El pincel aplicador Kabuki, pensado para depositar fácilmente y de manera homogénea los polvos en el rostro, optimiza la fijación y el acabado del maquillaje.

DIORBLUSH SCULPT, COLORETE EN POLVO CONTORNO PROFESIONAL
El primer colorete de Dior para contornear, permite corregir fácilmente la estructura y los volúmenes del rostro con la perfección de un maquillador profesional, gracias a sus dos tonalidades en contraste.
El tono mate, en rosa o coral, se difumina en la parte prominente de los pómulos para sublimar la definición del rostro. En beis o marrón se deposita en el hueco de las mejillas, sobre el puente de la nariz y el óvalo para afinar el rostro.
El matiz claro irisado ilumina y realza las partes redondeadas: barbilla, centro de la frente, mejillas.
Diorblush Sculpt se presenta en cuatro armonías de colores, cuatro dúos de luz y sombra para estructurar los rasgos con unos resultados cien por cien a medida del color de la piel.
Su pincel facilita la precisión del gesto. Su pelo tiene un equilibrio perfecto entre firmeza y ligereza que resulta clave para depositar el color con total precisión en el sitio que se desea esculpir o iluminar, para fundirlo después idealmente y conseguir un resultado estructurado y, a la vez, perfectamente natural.