Disfruta al máximo las fiestas y cuida tu salud

Vida Idea Segura

Las con posadas, brindis y cenas de Navidad, así como las de fin de año… con un reto para las personas que padecen diabetes. Deben saber que hay opciones saludables para gozar minimizando las probabilidades de afectar los niveles glucémicos.

La clave se encuentra en la educación sobre el tema.



Arlette Ramírez educadora en diabetes de BD Ultra-Fine, lo explica:

“Si el paciente, incluso su entorno, está bien informado sobre el tema, mejor preparados estarán todos para actuar. Esto incluye conocer la diabetes como tal, de qué trata, además de alimentación, actividad física, tratamiento farmacológico, capacidad de respuesta, medidas preventivas para evitar complicaciones, entre otros aspectos”.

La primera regla primordial, así se viva o no con diabetes, es no excederse ni con la comida, ni con la bebida, ni con el sedentarismo, ya que las fiestas suelen ser una excusa perfecta para ser más permisivos con uno mismo “con la idea de que después lo compensamos o lo corregimos”, indica.

Tips simples pero benéficos para una celebración navideña saludable.

De acuerdo con Ramírez, para que la preocupación se convierta en acciones positivas:

  • Monitorea tus niveles de glucosa antes, durante y después de las fiestas, ya que con esa evidencia sabrás tomar decisiones informadas en tu proceder.

  • Utiliza todos los recordatorios y alarmas que necesites para que las fiestas y demás actividades no te distraigan y olvides tu tratamiento farmacológico.

  • ¿Te aplicas insulina? Una técnica de inyección correcta ayuda a que la insulina llegue al lugar adecuado para funcionar como debe (tejido subcutáneo). Emplea agujas ultra finas y cortas, ya sea en jeringa convencional o plumas pre cargadas. Rota los sitios de inyección y utiliza las agujas una sola vez para evitar efectos negativos.

  • Si vas a celebrar fuera de casa, asegúrate de llevar contigo todos los insumos necesarios y tenlos siempre a la mano: insulina, agujas, toallitas alcoholadas, glucómetro, tiras reactivas, etc. Si no llevas lo suficiente, puede ser difícil conseguirlos después cuando los necesites.

  • Planear con anticipación las festividades de la mano del médico y profesionales de la salud, así como con la familia y los amigos, es importante para estar preparados ante cualquier eventualidad.

  • Asegúrate de guardar correctamente tu insulina, para lo que te puede ayudar un estuche con gel para mantenerla fresca, sobre todo si estarás fuera de casa o si viajas a lugares calientes. Si es así, también vigila tu hidratación.

  • Consultar con un profesional de la salud te puede ayudar a elegir alimentos que vayan acorde con tus necesidades y plan de alimentación, que te gusten y que puedas disfrutar sin remordimientos. Recuerda que no existen los alimentos prohibidos, sino las cantidades adecuadas. Aumentar la fibra, reducir las grasas, utilizar sustitutos de azúcar y preferir alimentos light son buenas opciones para la preparación de los alimentos. 

  • Procura iniciar con una ensalada y beber agua natural para generar saciedad y así reducir la porción del plato fuerte (que suele ser el más calórico).

  • Si cenas fuera de casa y la preparación de los alimentos no están en tu control, elige las opciones más apegadas a tu plan de alimentación.
  • Es importante que los presentes en la fiesta, o al menos los de más confianza, conozcan tu condición para que lo tomen en cuenta en todas las actividades, ya que es un ejemplo de estilo de vida saludable que todos deberíamos tener. Además, habrá mayor capacidad de acción si algo se llegara a presentar.