EL LABORATORIO HUMANO AMENAZADO

Apuntes de Vida… Idea Segura

Una de las cosas que debe saber todo mundo es que el hígado, el mayor órgano interno, es el que más funciones realiza para el organismo, realiza simultáneamente funciones vitales para el metabolismo, la digestión y la regulación del cuerpo humano.

Un informe especial Mayo Clinic Health Letter informa sobre las funciones del hígado, los tipos de enfermedades hepáticas y sus tratamientos.



Cosas como que:

Es polifuncional: Regularización de los niveles de glucosa sanguínea, conversión de las grasas consumidas en energía útil para las células y transformación de grasas y azúcares en los componentes básicos de las proteínas.

Convierte el colesterol de los alimentos en ácidos biliares que ayudan en la digestión y este órgano, además, metaboliza las hormonas.   Ciertas células especiales del hígado atrapan las bacterias y toxinas que llegan en el torrente sanguíneo para descomponerlas, desactivarlas y luego secretarlas hacia la bilis a fin de eliminarlas.

Se regenera: a diferencia de otros, es capaz de regenerarse completamente.  Dada esa singular capacidad, cada vez aumenta más su función en los trasplantes hepáticos de donante vivo.

Sobre enfermedades hepáticas Mayo Clinic Health Letter dice que existen muchas causas son de tipo diferente:

Generalmente, los síntomas pasan desapercibidos hasta que la enfermedad se encuentra en estado avanzado porque, a menudo, imitan los de otras dolencias más benignas.

Entre las señales y síntomas podrían estar cansancio, sensación de debilidad o malestar general, pérdida del apetito, ligera pérdida de peso, náusea, fiebre, dolor abdominal, orina de color oscuro y heces claras, sanguinolentas o negras.

En ocasiones, sólo realizando pruebas específicas es posible confirmar una enfermedad del hígado, la misma que si no se trata puede avanzar hasta la insuficiencia hepática.

Algunas sugerencias sanas para el hígado:

Las enfermedades infecciosas, como la hepatitis A, B y C se transmiten mediante líquidos corporales o sangre.  A fin de disminuir el riesgo de sufrir enfermedades del hígado, es preciso evitar conductas peligrosas, como mantener relaciones sexuales sin protección o utilizar agujas contaminadas.  Además, existen vacunas para prevenir la hepatitis A y B.   VIS