FANTASMA DE NOCHE, MUERTE INEXPLICABLE

FANTASMA DE NOCHE,  MUERTE INEXPLICABLE

Antonio Ávila

La muerte súbita es una amenaza invisible, no da señales previas de su llegada, pero sí hay factores de riesgo, como el esfuerzo físico, una de sus principales causas, nos dicen especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esto se asocia a la existencia de cardiomiopatías, lo que lleva a una embolia masiva cerebral causada por una crisis hipertensiva, explicó Rodolfo Herrera Franco, profesor de posgrado de la Facultad de Medicina (FM).



Indica que si una persona aparentemente sana, sin síntomas de alguna enfermedad o portadora de una cardiomiopatía fallece de modo inesperado, se debe a la muerte súbita.

En personas jóvenes, dice, se relaciona con una anormalidad congénita como la cardiomiopatía, o una malformación en las arterias coronarias, difícil de diagnosticar.

En México, la muerte súbita no es considerada un problema de salud pública y por ello no existen medidas preventivas.

Bonifacio Caballero, académico de la misma carrera en la FES Zaragoza, dice que el carácter prematuro en el nacimiento, tabaquismo de la madre, temperatura ambiental alta por arropamiento excesivo, así como la posición en que duerme el pequeño, son factores de riesgo.

Este tipo de decesos, comentó, es más común en estratos socioeconómicos bajos por falta de información sobre medidas preventivas.

“Anteriormente se recomendaba dormir al infante boca abajo para evitar asfixia por reflujo gastrointestinal; sin embargo, se observó que con esta posición hay un 95% más de probabilidades de morir súbitamente”, puntualizó.

El síndrome se presenta principalmente en niños menores de un año. El 95 por ciento de los decesos ocurre en niños de siete días de nacido a los seis meses; además, las dos terceras partes suceden en la noche.VIS