La mujer istmeña oaxaqueña musa de pintores y poetas

Sofía Romero

El vestido de la mujer istmeña de Oaxaca se identifica por su excepcional traje de dos piezas icónicas. Una falda confeccionada a mano en terciopelo y un huipil con bordados de hilos de seda.

Esos detalles juegan en el espíritu y pasión de, Ileana Rojas diseñadora master de la marca Oro de Monte Albán en la creación de una joya para rendir homenaje a la Guelaguetza.



En sus piezas fusiona la habilidad y destreza de los orfebres de Oro de Monte Albán y la magnificencia e historia de las joyas tradicionales de Oaxaca.

La joya “Tehuana” está elaborada artesanalmente en plata 9.25. Consta de un dije decorado con zirconias (disponible en distintos colores) y un collar. Es inspirado en la imagen de una mujer optimista y de encanto enigmático: la tehuana; ícono de Oaxaca. Mujer firme, guerrera, única, alma festiva, trabajadora, familiar, amorosa y valiente.

Las diferentes colecciones de la diseñadora Ileana Rojas se venden en las tiendas Oro de Monte Albán de Oaxaca y la zona arqueológica de Monte Albán. Asimismo, en San Miguel de Allende; Guanajuato y en la Ciudad de México, Centro Histórico, en el Palacio de los condes de Miravalle (The Shops Down Town).

Bellezas del Istmo de Tehuantepec

La mujer istmeña se distingue y es admirada por su poder y misteriosa belleza indígena. Parte fundamental de esta vestimenta femenina del istmo de Tehuantepec es la enagua, impecablemente almidonada y utilizada por debajo de la falda.

El resplandor es usado en las fiestas de gala y está elaborado de encaje almidonado. Los ahogadores y aretes que porta con orgullo, son sublimes y están compuestos por monedas llamadas maximilianos.

Admirado en el mundo y reconocido por sus colores y esplendor, sin duda será el traje regional mexicano que brillará al máximo en las mujeres que visiten el estado de Oaxaca durante la Guelaguetza 2019, festividad que se llevará a cabo del 20 al 29 de Julio del 2019.

Oro de Monte Albán es una empresa orgullosamente mexicana que cuenta con el único taller de joyería acreditado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) para crear reproducciones de joyería en oro y plata; sobresaliendo las joyas más emblemáticas de la Tumba número 7 en Monte Albán, Oaxaca.