Las maravillas de la televisión para quedarse en casa

Antonio Ávila

En unos cuantos años, las televisiones cambiaron, han evolucionado y ofrecen posibilidades de diversión, aprendizaje y comunicación que jamás se imaginaron para tener en casa. Ahora ayudan a integrar y vincular una gran cantidad de equipos inteligentes, teléfonos, computadoras, bocinas Bluethooth o relojes que son parte de vida cotidiana.

Hoy en día las pantallas de TV nos apoyan en decenas de actividades, desde aprender rutinas de ejercicio, ver series y películas en aplicaciones con una calibración de imagen perfecta, disfrutar conciertos con audio e imágenes realistas, aprender un nuevo idioma, visitar museos y atracciones turísticas a través de realidad aumentada o ser instrumento de comunicación para mantenernos en contacto con nuestros seres queridos, todo desde la comodidad de la casa.



¿Pero cómo pasó todo?

Por décadas, la televisión ha sido el centro esencial de la reunión familiar. Su evolución la ha convertido en un punto de inicio para que las personas se conecten con el resto del mundo, ya que ha ganado muchas nuevas capacidades con el soporte de diferentes tipos de tecnologías, que han buscado satisfacer las necesidades de cada nueva generación de usuarios.

La llegada de los aparatos portátiles en los años 80, 90 y 2000 significó movilidad e inmediatez, y el boom del internet ofreció a los usuarios nuevos canales de comunicación y formas de interacción.

Así, la televisión se fue adaptando a las tendencias mundiales a través de la integración de nuevas tecnologías, período en el que Sony se convirtió en punta de lanza para la creación de televisores que no solo evolucionaron en estos aspectos, sino que incluso ofrecieron imágenes y sonidos cada vez más apegados a la realidad.

Actualmente, las pantallas poseen  amplia conectividad. Por ejemplo, el modelo X950G de Sony cuenta con el sistema operativo Android TV, el cual extiende las opciones de entretenimiento a través de comandos de voz, con el uso de sus micrófonos integrados o los del control remoto. De esta forma, con una sola frase se puede enlazar a otros gadgets vía Bluethooth, como bocinas inteligentes, buscar programas, series y películas, usar aplicaciones y herramientas, personalizar el menú de inicio y acceder a internet y redes sociales.

Además, es posible conectar el equipo a consolas de videojuegos, reproductores multimedia Blu-Ray y sincronizar con laptops, todo ello con una calidad superior que smartphones o tabletas no pueden desplegar, ya que presentan nuevas y sofisticadas tecnologías de imagen como los procesadores que mejoran la calidad del brillo, los detalles y el color; al igual que tecnología de audio como Acoustic Multi-Audio™, que ayuda a crear un perfecto balance entre la acción y el sonido, generando una experiencia de visualización mucho más envolvente.

Sony innova constantemente con el fin de que las pantallas se conviertan en un auténtico centro de entretenimiento cada vez más sofisticado e inteligente, capaz de ofrecer a las nuevas generaciones lo mejor en imagen y sonido, y producir nuevas y mejores experiencias en la sala de nuestros hogares.