Natación, actividad ideal para los niños

Antonio Ávila

Son muchas las  actividades que se deben inculcar a los niños, una de las más importantes practicar deporte o alguna actividad física que genere bienestar y disciplina para su vida.  Atletas del #TeamSpeedoMX comentan que la natación debería de ser una de las fundamentales para el desarrollo de los niños.

Es cierto que.hay clases de natación para bebés y niños pequeños, pero no están diseñadas para que los niños naden por su cuenta, sino para generar la cercanía y diversión entre padres e hijos.



Para generar seguridad, vencer el miedo al agua y  aprender técnicas de nado, es importante que los padres consideren clases de natación a partir de los 3 años, agregan Atletas del #TeamSpeedoMX.

¿Por qué a esta edad?

El contacto con el agua debe de comenzar desde los primeros meses de vida, si bien, hay menores que pueden demostrar capacidades para nadar antes de los 3 años, esta edad marca una pauta en la que física y emocionalmente los niños comenzarán a desarrollarse, permitiendo que pueden aprender más rápido.

Lo básico: vencer el miedo al agua, flotar y por supuesto, nadar son sin duda los puntos básicos a aprender.

No cualquiera puede enseñarle a tu hijo, busca siempre que las clases sean impartidas por instructores en escuelas o albercas certificadas para este deporte, además, un plus será que tú también podrás estar presente vigilando o bajo en agua durante estas.

Si el niño es menor a 4 años busca planes para familias, a esta edad los niños pueden exponerse a diferentes riesgos como una intoxicación al tragar agua, ser sensibles en su piel por el contacto con el cloro, problemas para adaptarse a temperaturas.

Si el niño tiene 4 años, ¡Está listo para nadar! Busca que comience en una piscina que se adapte a su altura, pero que le permita el libre movimiento de brazos y piernas, procura que sus entrenamientos sean por lo menos dos veces a la semana.

Lo que necesita. Un kit básico de natación que se conforme por traje de baño, gorra, goggles, toalla y por supuesto sandalias, será lo que tu niño necesita para comenzar a ser uno con el agua y adentrarse en uno de los deportes más completos que mantendrán en equilibrio su vida desarrollando sus aptitudes físicas, psíquicas y neurológicas, favoreciendo así que se reduzcan los riesgos por enfermedades cardiovasculares a futuro.