PASIÓN ROMANA, HISTORIA DE ELEGANCIA

PASIÓN ROMANA,  HISTORIA DE ELEGANCIA

Roma es ¿una ciudad? Puede preguntarse cualquiera, pero descubre que es más: un legado, un paisaje, un soplo de libertad, una filosofía. Todo un Arte, una capital tremendamente rica en reminiscencias antiguas, fantasmas del Renacimiento y fragancias barrocas que emanan sus palacios, fuentes, plazas y callejuelas.

 

Una capital que alberga la Cinecittà, meca del cine legendario, presidida por el cineasta Luchino Visconti, quien sólo quería que sus actrices Silvana Mangano, Alida Valli, Claudia Cardinale se vistieran…de Fendi.



 

Desde sus orígenes, Fendi se impregnó de este pasado y esboza el esplendor como tradición: cueros sublimes, pieles excepcionales y acabados de alta costura sitúan a la marca en la esfera de la artesanía de gran lujo. Un puesto que no ha dejado desde entonces.

 

Sus pasos por el mundillo de los famosos han sido permanentes y hoy en día, este proyecto se llama L’ACQUAROSSA: que hereda dos mitos, una ciudad y la identidad de una marca.

 

FEMINA ROSSA

 

F como Fendi, F como Femenino. La saga de la firma es asunto de mujeres: de Adele Fendi ayer a Silvia Venturini Fendi hoy, pasando por las cinco hermanas Paola, Anna, Franca, Carla y Alda, hijas de la pareja fundadora, su historia ha sido ampliamente forjada por mujeres.

 

Mujeres pioneras. Mujeres fuertes. Mujeres visionarias. Tan eruditas como elegantes, tan curiosas como sofisticadas. Mujeres libres. Mujeres muy mujeres. Mujeres orgullosas.

 

Diseñadoras, artistas, intelectuales, actrices, aristócratas, musas enamoradas, mujeres poderosas y criaturas teatrales son el arquetipo de las mujeres Fendi por esencia y excelencia.

 

 

El nuevo perfume de Fendi es un tributo a estas mujeres, que se atreven a romper barreras, códigos y fronteras. Una oda a todas esas generaciones de mujeres con aura cautivadora y presencia memorable.

 

Un temperamento fogoso ilustra el triunfo de la pasión: esta feminidad ardiente sólo podía simbolizarse con un color… el Rojo.

 

Ese rojo pasión, lema de la mujer Fendi, no es casualidad: es el de una feminidad ardiente… que embriaga.

 

Y es un rojo que incendia todo lo que toca, inescapable desde el frasco hasta en el nombre del perfume: “Rossa”.

 

Rossa significa rojo. Grandeza. Exuberancia. Rossa significa Roma. En adición a Rossa también está Acqua, que significa agua, la fuente de la vida y símbolo de feminidad.

 

L’ACQUAROSSA: un nombre que expresa la fusión de elementos. Un “agua roja”, profunda y peligrosa, una poción de amor, ardiente y prohibido, un exaltador de pasiones.

 

L’ACQUAROSSA, el elixir rojo pasión para las grandes heroínas del hoy.