UNA BATALLA DE VIDA CONTRA DIARREA

Sofía Romero

Los especialistas en infectología no tienen duda en que las enfermedades diarreicas, causadas por diferentes bacterias y virus, son una pesadilla para la población mexicana.

Nos dicen que los agentes nocivos se encuentran en los alimentos mal preparados o descompuestos, y afectan principalmente a niños menores de cinco años.



En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se atienden en promedio 400 mil casos de pequeños con este mal anualmente, lo que hace necesario que se tomen medidas higiénicas para prevenir el padecimiento, que puede ocasionar desde una deshidratación leve hasta la muerte.

El doctor Armando González García, jefe de la División de Evaluación y Apoyo Logístico de la Coordinación de Programas Integrados de Salud del IMSS, dice:

Los infantes son los que más riesgo tienen de morir por deshidratación, si no son atendidos oportunamente.

Es necesario que los padres tengan a la mano Vida Suero Oral, producto que deben proporcionar diluido en un litro de agua, al menor, mientras es atendido por un médico.

Entre las medidas higiénicas para prevenir algún cuadro diarreico, es importante lavar con jabón todos los alimentos que se van a consumir, así como beber agua hervida o embotellada.

Antes de comer, se debe observar que los productos estén en buenas condiciones, ya que con las altas temperaturas el proceso de descomposición es más rápido. Es por esto, que en época de calor se incrementan los casos por enfermedades diarreicas en la población mexicana.

El Jefe de la División de Evaluación y Apoyo Logístico indica que que en caso de que el niño sufra diarrea se debe acudir de inmediato a la Unidad de Medicina Familiar correspondiente para que sea atendido de manera oportuna y evitar complicaciones.

González García agrega que es importante que los pequeños continúen con una alimentación balanceada aunque se encuentren enfermos, para evitar desnutrición y así puedan recuperarse lo más pronto posible.

Subrayó que el sobre de Vida Suero Oral se puede obtener de forma gratuita en cualquier clínica del IMSS.