AIRE CONTAMINADO, AMENAZA LETAL

AIRE CONTAMINADO, AMENAZA LETAL

Mauricio Orozco

La contaminación del aire es un problema en las principales ciudades de México y aun cuando se habla poco de ello, representa una amenaza para la salud de la población, por lo que urge actualizar las normas mexicanas que establecen límites de los principales contaminantes, indican organizaciones sociales.

El hecho es que los contaminantes son ozono, partículas suspendidas PM 10 y PM 2.5, monóxido de carbono, bióxido de azufre, bióxido de nitrógeno y Compuestos Orgánicos Volátiles y es necesario alinearlas con estándares internacionales más estrictos, de lo contrario, este problema ambiental seguirá cobrando la vida de unas 14,700 personas al año.



Grupos en acción

Las agrupaciones Poder del Consumidor, Instituto Mexicano para la Competitividad, Red por los Derechos de la Infancia en México, Bicitekas, Red Nacional de Ciclismo Urbano y Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) alertaron que las Normas Oficiales Mexicanas (NOMs), alertan sobre la amenaza.
Las normas que miden los límites permisibles de contaminantes están desactualizadas –algunas no se han modificado desde 1994- y tienen criterios más bajos a los que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo cual va en detrimento de la salud de los mexicanos, afirman.

Y esto tiene impacto a la salud: La exposición crónica a la contaminación del aire se asocia con el incremento de problemas cardiovasculares y respiratorios como el asma; diversos tipos de cáncer, del sistema nervioso, nacimientos prematuros, retraso en el crecimiento intrauterino, bajo peso al nacer, síndrome de muerte temprana y mortalidad infantil.

La situación se agudiza en las zonas metropolitanas del Valle de México, Monterrey, Guadalajara, Toluca, Puebla, León, Mexicali, Ciudad Juárez y Tijuana, según reportes del Instituto Nacional de Ecología. Aunque el riesgo no es exclusivo de las grandes urbes.

Alto riesgo

Los grupos mencionan que la dinámica citadina que adoptan espacios con más de 200,000 habitantes degrada la calidad del aire. Esto significa que 74 millones de personas, que viven en 72 desarrollos urbanos, podrían estar expuestas de manera crónica a la contaminación del aire y a los riesgos que esto implica.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2010 el número de muertes por contaminación del aire en México fue de 14,700. Esta cifra es comparable con las 15,273 muertes que de acuerdo con la Presidencia fueron ocasionadas por la delincuencia organizada en el 2010.

Según datos proporcionados por las organizaciones, se estima que entre el año 2001 y el 2005 murieron en México 38 mil personas por cáncer de pulmón, enfermedades cardiopulmonares e infecciones respiratorias relacionadas con la exposición a la contaminación atmosférica, generada principalmente por automotores, siempre de acuerdo con los grupos.

De acuerdo con el ProAire 2011-2020, el rubro de los autos particulares, además de ser uno de los mayores generadores de contaminantes criterio, es el mayor emisor de contaminantes tóxicos y de gases de efecto invernadero.

Puntos finos

La escena alarmante se da por el rezago normativo y la falta de voluntad política para actualizar y cumplir las normas vigentes, indican las asociaciones civiles.

Las organizaciones exigieron a las autoridades: Actualizar las normas oficiales mexicanas que establecen los límites de los contaminantes atmosféricos que dañan a la salud pública, alineándolas con los estándares internacionales de la OMS.