FITBIT sigue tus pasos y ayuda a dormir

Lifestyle photo of Fitbit Versa 2.,,Photographer: Matt Hawthorne.

Vida Idea Segura

Se sabe que muchas personas no duermen bien y confiesan que están insatisfechas con su sueño. Investigadores culpan a dos cosas por la falta de minutos de descanso: estrés y repentinos cambios físicos y mentales que experimenta el cuerpo cada 24 horas.



El estrés altera el ritmo circadiano o el ciclo de cambios diarios que hay en el cuerpo. Esto incluye, el reloj biológico interno que regula funciones como la actividad hormonal, la temperatura corporal, la alimentación y la digestión y, por supuesto, el sueño. La exposición limitada a la luz del día (por no salir tanto), los cambios en nuestras rutinas diarias e incluso las interacciones sociales limitadas también pueden verse alteradas.

Puede ser muy tentador dormir hasta tarde los fines de semana o tomar una siesta extra larga en tus días libres. Sin embargo, hacerlo solo puede empeorar las cosas. En su lugar, prueba estos consejos de expertos que Fitbit te comparte para reducir la deuda con el sueño.

A ponerse al día

Levántate siempre a la misma hora. Sí, incluso los sábados y domingos. Levántate de la cama, come algo, camina afuera para exponerte un poco a la luz del sol y luego observa cómo te sientes. “Esto al menos mantendrá tu ritmo despierto, el horario de las comidas y la exposición a la luz por la mañana”, indica W. Christopher Winter, neurólogo y autor de The Sleep Solution.

La conclusión: dormir hasta tarde no va a solucionar tu falta de sueño, y no es como si pudieras dormir cinco horas entre semana y “borrar” esa deuda de sueño durmiendo todo el fin de semana. Intenta todo lo que puedas para ser consistente con tu sueño, ejercicio y comidas, y no te quedes despierto en la cama todo el sábado o domingo por la mañana. Si quieres ser perezoso, hazlo en el sofá. De lo contrario, comenzarás a asociar tu cama con estar despierto, en lugar de dormir, y eso hará que sea más difícil quedarse dormido.

Tomar una siesta. Las siestas no son solo para niños. Los adultos ciertamente pueden usarlas, y hay una manera de maximizar su efecto. Cuando dormimos, alternamos entre sueño ligero y sueño profundo. “No quieres despertarte en un sueño profundo. Si lo haces, es probable que te sientas de mal humor, cansado y lento ”, comenta Grandner. Es por eso que solo deseas tomar una siesta de 20 a 30 minutos, como máximo. Esta duración te mantendrá en un sueño ligero y te ayudará a sentirte menos cansado y mejor en general.

Además, cuanto antes puedas tomar la siesta, mejor. Winter recomienda una siesta matutina (después de despertarse a la hora habitual), pero Grandner dice que un poco más tarde puede funcionar. Solo ten en cuenta que cuanto más te alejes de tu hora normal de acostarte, mejor se dará cuenta tu reloj interno de que no estás tratando de dormir por la noche y evitará que entres en un sueño profundo.

Ve a la cama más temprano. Este puede ser más difícil, y lo último que quieres hacer es meterte en la cama y quedarte ahí. Sin embargo, puede hacer que suceda.

Prueba el seguimiento del sueño con tu dispositivo Fitbit. ¿Sabías que el índice de sueño de Fitbit es el análisis del sueño más avanzado y que puede proporcionarte información sobre qué tan bien dormiste en función de los datos de tu frecuencia cardíaca durante el sueño, el tiempo que duermes y la inquietud cada noche que llevas tu dispositivo Fitbit a la cama?