Guisa con mucho sabor sin olvidar la salud

Vida Idea Segura

El cuidado de nuestra salud general es muy importante,  hay que conservar y mejorar la física, mental y alimentaria, todo con una comida saludable y sabrosa. La mejor forma de comenzar atender nuestra salud es a con la alimentación, una dieta balanceada ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades no transmisibles que pueden traernos consecuencias negativas a nuestra calidad de vida.

Esto no significa que debamos restringirnos y hacer de la alimentación algo tedioso, en realidad, resulta una gran oportunidad para poner a volar nuestra creatividad culinaria.



La Costeña recomienda experimentar combinaciones con el puré de tomate, salsa hecha a base de jitomates, cebolla y ajo, y comparte algunos de sus beneficios en su consumo, así como algunas opciones sobre diferentes presentaciones que puedes elegir para tus platillos.

  • Jitomate: originario de la región de Sudamérica es una de las hortalizas más utilizadas en la cocina internacional y su uso se ha diversificado en México. Su bajo aporte calórico, lo sustituye por un rico contenido de vitaminas como la B1, B2, B5, vitamina C y carotenoides que en conjunto contribuyen a prevenir padecimientos como el cáncer de mama o de esófago, por mencionar algunos.

  • Cebolla: sus propiedades como el calcio, hierro, potasio; vitaminas A, B y E hacen de este vegetal un excelente alimento para mejorar la digestión y disminuir la presión arterial, además de que su picante sabor estimula la correcta circulación de la sangre.

  • Ajo: esta pequeña hortaliza, es prima de la planta de las cebollas y es considerado uno de los ingredientes fundamentales de la cocina mediterránea y actualmente, de la mexicana también. El ajo al igual que la cebolla contiene propiedades curativas y sirve para contrarrestar padecimientos gastrointestinales, ya que previene de inflamaciones y elimina aquellas bacterias que son dañinas para los intestinos. Aunque cuenta con una gran cantidad de beneficios, se recomienda comer en pequeñas cantidades o a modo de condimento, ya que su sabor puede resultar muy fuerte al paladar.