UNA LECTURA FANTÁSTICA DE UN CRIMEN

UNA LECTURA FANTÁSTICA DE UN CRIMEN

Marisela Torres

El título puede llevar a recordar “El señor de las moscas”, un historia que abre todo tipo de ideas sobre el ser humano, lo que también logra el perfil de El paraíso de las moscas, obra de la mente de Osorio Gumá.

La escritora ha dado al mundo libros para niños, y Ediciones B menciona que esta novela representa un exitoso lanzamiento en el ámbito literario hispanoamericano.



El paraíso de las moscas deslumbra con el mundo de sordomudos, enigmático, narrado y con exactitud, un trabajo que llevado a la casa editorial matriz.

Mariana Osorio Gumá (La Habana, 1967), es psicoanalista y radica en México desde hace más de 20 años.

Ha escrito libros para niños y esta novela representa un exitoso lanzamiento en el ámbito literario hispanoamericano.

La idea, explica la escritora, surgió a raíz “una nota en el periódico donde se relataba un crimen perpetrado por un hombre que decía haber vivido encerrado bajo engaños en la casa de sus padres, a quienes asesinó violentamente”.

Un aspecto más se involucra en el encierro de Elías, el pequeño Elías: las moscas. “Su insistencia, de lo molesto de su presencia, de su rumor constante”, agrega Osorio Gumá.

La novela logra el propósito de inquietar a través de la extrañeza que puede despertar una familia atípica.

Es por eso que no se deja escuchar un diálogo con William Faulkner o Franz Kafka en este cosmos propio, cuya escenografía es el encierro y la intención de los protagonistas de escapar de ellos mismos.