UNA NUEVA FORMA DE PEDALEAR Y AVANZAR

UNA NUEVA FORMA DE PEDALEAR Y AVANZAR

Antonio Ávila

El pedalear es mucho más que una moda, la gente se sube a la bicicleta y se mueve por todos lados a fuerza de pedal, pero eso puede cambiar con la creación de un cuatriciclo híbrido, que combina la energía mecánica producida por el usuario con el pedaleo y tres motores eléctricos, los que aumentan la velocidad.

La idea surgió de un grupo de alumnos de las carreras de Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial de la UNAM, quienes hicieron equipo con estudiantes de Ingeniería Automotriz de la Universidad Tecnológica de Munich.



“El objetivo fue desarrollar un vehículo híbrido. Los jóvenes de Munich ya tenían un primer prototipo de cuatriciclo mecánico, pero se trataba de hacerlo híbrido y en eso trabajamos juntos”, relató Eduardo González, alumno del tercer semestre de la maestría en Ingeniería Mecánica.

Miguel Tentori, alumno de Diseño Industrial, dice: “El principio fue difícil, aunque todos hablábamos en inglés a veces no nos entendíamos bien. Ellos están muy preparados en el área automotriz y son muy puntuales y responsables, mientras nosotros trabajamos con más calma, dedicamos mucho tiempo a la planeación y diseño, y poco a la construcción. Por eso a veces creían que no terminaríamos en el tiempo acordado”.

Otro estudiante de Ingeniería Mecánica, Rodrigo Espíndola, cuenta que “fue una experiencia intensa; algunas veces estuvimos día y noche en la UNAM, pero todos aprendimos mucho. Pensábamos en materiales y procesos eficientes y de bajo costo, mientras ellos trabajaron sin esa preocupación, porque tienen presupuesto suficiente”.

Cuatro ruedas y tres motores

Del trabajo conjunto de ocho meses surgió el original prototipo. Se trata de una estructura de fibra de carbono y kevlar, resistente y liviana, con cuatro llantas y tres motores eléctricos, dos ubicados en las llantas traseras y uno en la parte central, donde funciona como generador, y capta la energía generada por el usuario humano.

Los estudiantes desarrollaron todo el proceso para lograr el vehículo: desde los planos y cálculos en papel, hasta la simulación en computadora y, lo más difícil, la construcción directa del artefacto, que los llevó a manejar materiales y estructuras hasta entonces desconocidas en el contacto directo. VIS