VENTANA DEL FUTURO EN LA MANO

VENTANA DEL FUTURO EN LA MANO

Antonio Ávila

El mundo vive en la era del smartphone, una sorprendente poderosa combinación de cámaras y teléfonos inteligentes con capacidad de cambiar a la sociedad de una manera que va más allá de lo que logró la invención de la fotografía.

En esta escena de vanguardia progresiva, LG innova con equipos que transforman radicalmente la experiencia y la vida de los usuarios.



Sus expertos nos cuentan que la proliferación de teléfonos inteligentes ha puesto fin a la era de las cámaras en las que sólo enfocas y haces click. Mientras que las cámaras autónomas siguen siendo mejores que las cámaras de los teléfonos inteligentes, y los consumidores quieren conectividad por encima de todo.

Aunque el tamaño crea limitaciones reales para las cámaras de teléfonos inteligentes, una manera en la que los fabricantes están innovando es mediante la adición de lentes gran angular a los dispositivos móviles.

Cuando el LG G5 fue lanzado este año, se convirtió en el primer teléfono en ofrecer una lente gran angular con un campo de visión más amplio que el ojo humano. Iteraciones adicionales de teléfonos inteligentes probablemente ampliarán esta tendencia, posiblemente con cámaras que soporten campos aún más amplios.

La videoconferencia en smartphones se remonta a los primeros teléfonos inteligentes con cámaras frontales. En la actualidad aproximadamente la mitad de la generación millennial hace con regularidad videollamadas y la tecnología para realizarlas continúa mejorando.

Problemas como el tiempo de retraso, conexiones defectuosas y vídeo pixelado están desapareciendo.

Las cámaras frontales de hoy pueden capturar imágenes con mayor resolución que las cámaras posteriores de teléfonos de generaciones anteriores. Por ejemplo, la cámara frontal del LG G5 de 8MP es muchas veces más poderosa que lo que estaba disponible en el G2 hace sólo 3 años.