FIN DE LOS ARDIENTES MALES ESTOMACALES

FIN DE LOS ARDIENTES MALES ESTOMACALES

Antonio Ávila

Los males gastrointestinales atormentan a muchas personas y tienen su origen en el estrés diario, la comida grasosa, el picante y otras cosas que no ayudan en nada a tener un estómago sano.

En este mapa problemático una de las enfermedades más comunes es el reflujo gastroesofágico, conocido como ERGE, que produce un severo ardor cuando la válvula que controla el paso del contenido del esófago al estómago se altera y permite el regreso de ácidos.



El dolor que cusa comúnmente la enfermedad, tiene que ver con la manera en que nos alimentamos.

Los especialistas recomiendan tratar estos males con medicamentos que frenen la reacción ardiente, e incluso con los que previenen los síntomas de ERGE.

Uno de los tratamientos adecuados para controlarlos son los supresores de reflujo, que crean capas protectoras para evitar que el contenido ácido regrese al esófago.

Una de las opciones de vanguardia es la preparada por Reckitt Beckinser: Picot ADV, que crea una barrera protectora que ayuda a lograr un rápido alivio a los problemas estomacales, gracias a su principal componente el alginato de sodio, que combate las molestias gastrointestinales.

El médico gastroenterólogo Fernando Sierra comenta que “al tener componentes como el alginato, bicarbonato de sodio y carbonato de calcio, Picot Adv es un producto indispensable”.

Este medicamento, está disponible en dos presentaciones: frasco con 150mL y prácticos sobres individuales. No necesita prescripción médica para su compra y puede ser adquirido en farmacias y tiendas de autoservicio.