LA SALUD DEL FUTURO COMIENZA A CREARSE

LA SALUD DEL FUTURO COMIENZA A CREARSE

Sofía Romero

Los tratamientos biotecnológicos han cambiado la práctica de la medicina en el mundo, ayudan a millones de personas en el mundo en la lucha contra enfermedades como cáncer, insuficiencia renal, púrpura trombocitopénica Inmune y osteoporosis, entre otras enfermedades graves.

En este escenario tiene que ver el laboratorio Amgen que desde hace años contaba con una oficina de desarrollo clínico en México, la cual coordina los estudios clínicos de América Latina con el fin de investigar nuevos tratamientos de diferentes compuestos innovadores. 



Actualmente, la empresa cuenta con más de 30 estudios clínicos activos en el país, que representan a más de 1,300 pacientes en investigaciones de diferentes moléculas.

Amgen tiene ya presencia comercial en territorio mexicano, la que une a su trabajo previo en materia clínica, todo con el fin de asegurar que sus medicamentos estén disponibles para los pacientes que los requieren; y esto ha sido posible gracias a las reformas adoptadas por el gobierno para fortalecer el sistema de salud y responde a sus esfuerzos por mejorar el acceso a los medicamentos biotecnológicos para los pacientes que los necesitan.

“Amgen, con 30 años de existencia, es una empresa comprometida en el descubrimiento y desarrollo de nuevas terapias para enfermedades graves que no cuentan con alternativas terapéuticas y hoy es motivo de gran orgullo poner a disposición de miles de pacientes las mejores opciones de tratamientos derivados de la investigación y que son específicamente dirigidos atacar el mal sin perjudicar tejidos, órganos o células sanas” comentó Sandra Sánchez y Oldenhage, directora general de  la farmacéutica.

La empresa descubre y desarrolla terapias innovadoras para combatir enfermedades graves que afectan al ser humano.  Es una compañía pionera en biotecnología desde 1980 y en la aplicación de los últimos avances científicos para el desarrollo de medicamentos eficaces y seguros para los pacientes. VIS