LOS BUENOS CUCHILLOS HACEN EXCELENTES PLATOS

LOS BUENOS CUCHILLOS HACEN EXCELENTES PLATOS

Luis Cuenca

Un corte correcto puede hacer la diferencia cuando de cocinar y presentar los platos se trata. A poca gente, de la que se mete a la cocina en serio, le suena extraña la idea de que hay que contar con un buen juego de cuchillos, y si son elegantes mucho mejor.

La casa Victorinox sabe de eso y por eso recuerda que cuando se oye hablar de cerámica no es raro recordar las llamativas y práctica piezas de la abuela, que ahora pueden ser más que una ilusión del pasado.



Desde 1884, la marca cuenta con una vasta experiencia en el ramo de la cuchillería, dedicada a satisfacer toda necesidad en cada una de las cocinas en el mundo, desde una cabaña en los Alpes suizos hasta el mejor restaurante internacional.

Una vez más interesada en cubrir el más alto requerimiento en cuanto a corte se refiere, fusiona su experiencia con la más alta tecnología japonesa, dando como resultado la nueva línea de cuchillos Ceramic Line.

Las hojas de corte están elaboradas de cerámica – óxido de circonio ultra puro- de origen japonés, las cuales pasan por un minucioso proceso que inicia con el moldeado. Sus características les han ganado gran aceptación en el mundo.

Poseen una gran calidad del corte preciso, debido a su insuperable filo que se conserva por más tiempo; así como el que no se le impregnan olores ni sabores. La línea cuenta con tres modelos: cuchillos para verduras, para trinchar y santoku además del afilador diamante.

Afortunadamente, gracias a que existe la colección Ceramic Line de Victorinox cada vez que escuchemos hablar de cerámica desearemos que este material esté en nuestra cocina como algo funcional y bello, en lugar de una simple figurilla de decoración. VIS